miércoles, 4 de noviembre de 2009

LUZ Y SOMBRA


I
LUZ



Bajo el caos del mundo subyace un orden invisible divino que rige a la naturaleza, conexiones invisibles que subyacen para mantener un equilibrio de poder. El blanco da luz al negro. El ying y el yang. Cuando el bien y el mal están equilibrados hay armonía en el mundo. No puede existir uno sin el otro, son complementos absolutos y necesarios.
Para cuidar de la luz existen los ángeles, que son seres espirituales que Dios creó antes que Adán y Eva. Su misión es regir las estrellas, los planetas y las diferentes regiones de la Tierra. La confianza en la existencia de estos seres divinos, contribuye al crecimiento del hombre en todos sus planos. La fascinación por los ángeles en cierta medida, es por el misterio que encierran, en el Nuevo Testamento, los ángeles aparecieron en los momentos claves de la vida de Jesús: Nacimiento, Prédicas, Martirio y Resurrección. Después de la Ascensión, Jesús fue colocado junto al ángel Metatron.
Metraton es considerado del más grande de todos los ángeles. Honrado como el ángel de la cara, el ángel de la presencia, el jefe de los ángeles, el ministrar, el principal ángel de la grabación, el canciller del cielo, el ángel por el cual el mundo es mantenido, y tan poderoso es, que él posee setenta dos otros nombres más.
Alguna vez él era un ser mortal humilde de carne y hueso que por su calidad y capacidades como escribano que ganó tal mérito a los ojos del creador que fue llevado al cielo.
Fué bendecido por Dios con 1 365 000 bendiciones y la transformación se realizó al instante. Lo agrandaron y fue aumentando de tamaño hasta que él era casi igual a la tierra entera en longitud y anchura, recibiendo después 36 pares de alas (72 alas en total) y fue dotado de 365.000 ojos. Cada ojo está lleno de la gloria del señor y fué nombrado por ello, el príncipe de la sabiduría y el príncipe del entender.
Metatron se convirtió en el primer intermediario entre el divino y el ser humano. Experiencia que posee del terrenal por haber sido primero hombre y del divino al ser convertido en un ángel. Él es también guarda especial de la humanidad y es el jefe de los ángeles supuestos del guarda de las naciones.
Se le encuentra en la entrada del séptimo cielo (el más alto) sobre un trono magnífico y todo que se acerca al trono del Dios debe primero acercársele, porque él es el guardián del sagrado trono.
Ocupado con sus muchas oficinas y deberes su principal tarea en la corte divina es mantener los archivos eternos del Señor, registrando cada acontecimiento que transpire.
Él es el puente entre Dios y el hombre….por ello en la guerra eterna de la luz y la sombra Metatron es el mensajero y la llama divina que puede protegernos de todo mal.

INVOCACIÓN A METATRON

¡Patrón de cada Ángel! ¡Metatron el ÁNGEL! ¡Tú que haces con los serafines la esfera de la sublimación de luz y del fuego primordial! Has de gran alcance la llama chispeante de mi investigación espiritual de modo que mi deseo que sueña con ir más lejos dentro de la búsqueda de la verdad nunca extinga. Porque tú eres quien encendió este fuego en mí. ¡Ángel Metatron! Que por el fuego santo nunca llegue a estar oculto lo qué sucede alrededor de mí. ¡Ángel Metatron y serafines! Haz que mis ideas, mis proyectos y mi deseo de rendir servicio, sea provechoso para mis compañeros. Quema todas las escorias, las impurezas que tientan mis deseos, de modo que prevalezca solamente dentro de mis sentimientos el deseo de caminar lejos y que todo lo que sea: perverso y mediocre desaparezca. Pero también, da a mi cuerpo, Príncipe del mundo, el calor necesario para una buena salud, porque deseo ser útil dentro de esta tarea humana tienes asignada para mí. Príncipe Metatron ¡Amo del fuego celestial infinito! Recibe desde mi nivel humano mis oraciones y súplicas llenas de amor.

II
SOMBRA


Tenemos días oscuros y días luminosos. Porque es necesario para mantener el orden en un cosmos polimorfo. El mal es el péndulo que oscila en los caminos de la destrucción que surge en los abismos más profundos de la tierra y representa la otra mitad de la inmensa sabiduría de los tiempos inmemoriales.
Y así como existe un ángel poderoso, debe por lo tanto existir un demonio igualmente supremo, la deidad más antigua que fue enviada a la tierra como espíritu benéfico pero que se pasó al lado más oscuro: Abraxas.
El mismo demonio en que hasta ahora ha podido robar el libro de sombras, que se levantó sobre las siete esferas y ahora reina más allá de los mundos.
Él tiene la cabeza de un gallo, el cuerpo de un hombre y de las piernas formadas como serpientes.
Abraxas es el nombre usado por los Gnósticos para expresar el nombre impronunciable del supremo y para simbolizar su energía solar, las siete letras de su nombre significan las siete energías creativas o los siete ángeles planetarios, reconocidos por los ancianos. En numerología, el valor de las letras en Abraxas agrega hasta trescientos sesenta y cinco el número de días y de energías del año, la regla de todos los 365 cielos o círculos de la creación (uno para cada día del año).
Abraxas es el origen de la palabra “ABRACADABRA” un encanto mágico dicho para impregnarse de energía muy grande. Fórmula cabalística que se representaba en forma de triángulo o pentáculo, que tiene un efecto protector contra ciertas enfermedades y que debe grabarse en una medalla o se escribía en un trozo de pergamino, los cuales se llevan colgando del cuello.
No debes convocar su poder en vano, pues de así hacerlo su venganza será tan grande que ni la muerte te salvará de su ira.
Toda esta información es secreta por lo que se pide no ponerla en conocimiento del vulgo. La omisión de este aviso pondrá en funcionamiento la terrible venganza de los entes astrales invocados al efecto por la fraternidad de la estrella blanca. La procesión del Graal pasará ante ti.


INVOCACIÓN A ABRAXAS


Haz lo que quieras será toda la Ley.
Yo…. En presencia de la Bestia 666.
Me comprometo solemnemente a la gran obra.
Que consiste en descubrir mi verdadera voluntad y ponerla en práctica.
Amor es la ley, amor bajo el dominio de la voluntad. La palabra de la ley es Thelema.

Pinta en el suelo un círculo e incluye el pentagrama y el sello de Salomón debes llevarlo encima. Realiza la ceremonia sin salirte del círculo. No abandones el círculo para protegerte de presencias no deseadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada