sábado, 7 de noviembre de 2009

NI MAÑANA NI ESPERANZA POSIBLE

Fotografía: "Hotel Oricer" (Jesús A. Sánchez Valtierra)

En recuerdo a las víctimas de Tsunami 2004


La aurora llega
y nadie la recibe.
No hay mañana,
ni esperanza posible.
Cadenas…
Enjambres furiosos
destrozan y devoran
tristes niños.

Negras palomas,
aguas podidas,
cieno,
tristes palabras,
Un huracán.

No habrá paraíso.
Ni amores deshojados.
Solo cuatro columnas
de sangre mestiza.
Sudores que dan solo
frutos amargos.

Danza de casas
que son sepultadas.
Cadenas, ruidos,
ciencia sin reglas,
barrios de gentes.
Naufragio…
Nadie se salvó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario