sábado, 5 de diciembre de 2009

LA GRAN INCOGNITA

"Fumador" (Jesús A. Sánchez Valtierra)


Encendió un cigarrillo. Después de una ardua labor y años de investigación, el Dr. Gelman concluía su trabajo. Frente a él, se apilaban miles de cuartillas que eran testigos mudos de su heroica faena. Durante mucho tiempo, el Dr. Gelman había trabajado en la teoría que hoy daba por concluida.
Había sido una dura labor, descifrando el pensamiento circular de la mente humana, hasta dar con la respuesta a la gran incógnita que lo había estado atormentando.
Primero fue concebir la idea, reunir un montón de datos, esbozar una hipótesis, realizar algunas observaciones, efectuar ciertos experimentos, establecer una ecuación tentativa, sumar varias cifras, jugar con los números, para por último, formular la teoría precisa.
En ese momento, se burló del dolor que lo había torturado, en su búsqueda de la respuesta exacta.
Una tarea que había agotado por completo sus esfuerzos, pero daba como resultado, la contestación a la pregunta eterna del principio del fin del hombre sobre el infinito.
Encendió la computadora, colocó el diskette, cargó el sistema y cuando estuvo listo el software tecleó RUN.
En la pantalla cromática, comenzó a mostrarse un cúmulo de cifras y datos, que lentamente fueron descifrándose.
El Dr. Gelman comenzó a sentir un raro calor, la excitación que precede a la confirmación del éxito.
No podía dominar la emoción, la sensación de triunfo era inevitable.
Poco a poco aquella cuestión que lo había afligido caía rendida a sus pies.
La impresora tartamudeaba una y otra vez agitada:
“He llegado a la conclusión de que lim 1x = 0
x->a
He llegado a la conclusión de que lim 1x = 0
x->a
He…..”
De repente, el laboratorio se iluminó. El Dr. Gelman se convirtió en una masa de cenizas oscuras y untuosas, que fueron consumiéndose hasta transformarse en un luminoso punto azul que se desvaneció en la nada.
En el lugar sólo quedó la computadora, rodeada de humo y residuos, recuerdo del Dr. Gelman y su laboratorio.
La última ecuación había sido un triunfo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario