lunes, 3 de mayo de 2010

UN MARINO UNA GAVIOTA

Fotografía: "Rocas y mar" (Jesús A. Sánchez V.)

Si tú fueras marino,
yo quisiera ser océano,
enlazar nuestros alientos
y entretejer entre las olas
las ansias oscuras
que se encierran
en nuestras almas.

Si tú fueras océano,
yo sería gaviota,
volar al infinito,
desafiar al vacio,
al tiempo,
conquistar el espacio,
desordenar nubes,
ser los dos
uno mismo.

Navegar en tu mar,
nadar en mi ser,
búsqueda impaciente
de sensaciones,
brisa,
ambición pura,
voluntad
que toma forma
de estrella
para alumbrar
la senda.

Lluvia de primavera
que espera
en silencio
tu despertar.

Playa virgen,
tan lejana.
Quimera inmóvil
en espera
de un deseo,
una palabra,
un conquistador.

Almas gemelas,
luceros,
guías,
barco en movimiento
a través
de un mar de placer.

Un navío,
un hombre, un marino,
una gaviota
desafiando el horizonte.
Buscando el último
arenal puro,
donde las emociones,
donde el infinito,
saciará
los deseos encendidos
que albergan
nuestros corazones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario