domingo, 3 de agosto de 2014

EN ESTE MUNDO TODO ES TEMPORAL

Foto: Sabor a cola (Jesús A. Sánchez V)
La luna no duerme ya en nuestra cama porque por desgracia el amor se ha diluido.
 La distancia ha terminado por las horas vacías de nuestras almas.
 No siento ya mi boca, ni mis ojos, porque la falta de caricias quema la razón y el cuerpo tiembla, mis labios secos se han quedado.
 Ha fallado todo.
He tirado tanto amor por tantos lados que me he vuelto un romántico suicida.
 Risas desorientadas dan vueltas a escondidas dejando enganchados los sentimientos ¡qué triste despedida!
No hay peor camino que el que hemos tomado ¡qué larga despedida!
Las horas vacías de nuestra cama terminaron.
Todo se acabó.
 No hay vuelta atrás.
 Da un sorbo al refresco de cola y quita ese mal sabor de boca, no hay más.